Museo de barcos vikingos de Oslo

Noruega es famoso por sus impresionantes fiordos y patrimonio vikingo. Hace cien años, en el fiordo de Oseberg, los arqueólogos descubrieron un barco vikingo enterrado que contenía los cuerpos de dos mujeres. El barco estaba tan bien conservado que pudieron reconstruirlo por completo. Hoy en día, aquel barco es la pieza central del “Museo de barcos vikingos de Oslo” y una de las atracciones más populares del país.

Barco de Oseberg


The Oseberg Ship
Barco de Oseberg.

El barco de Oseberg tiene 21,58 metros (70,8 pies) de largo y 5,1 metros (16,73 pies) de ancho. Tenía una sola vela cuadrada y quince pares de remos para cuando el viento no era favorable. Los investigadores estiman que podría haber alcanzado una velocidad de hasta 10 nudos y fue construido en las primeras décadas del siglo IX dC. Su proa y popa están talladas y han aparecido en las portadas de varios libros sobre los vikingos.

Oseberg ship, Oslo, Norway
Barco de Oseberg.

Las identidades de las dos mujeres que se encontraron en la nave son todavía un misterio. Una de ellas tenía entre 60-70 años de edad cuando murió, mientras que la otra alrededor de los 25-30 años. Algunos investigadores creen que la anciana era una reina de vikinga u otra noble, y la joven era su esclava. Otros dicen que eran chamanes femeninos. Enterrados junto a las dos mujeres, se encontraron artículos para el hogar, un carro y herramientas agrícolas.

Además del barco de Oseberg, El Museo de Barcos Vikingos de Oslo tiene otros dos barcos destacados.

Barco de Gokstad


Gokstad Viking Ship
Barco de Gokstad.

Por una parte, el barco de Gokstad tiene 23,24 metros (76,2 pies) de largo y 5,20 metros (17,1 pies) de ancho. Gokstad contaba con 16 pares de remos y una única vela cuadrada. Los arqueólogos estiman que hasta 70 personas podrían haber navegado a la vez en él. Al igual que el barco de Oseberg, se encontró enterrado y contenía los restos de un hombre de edad avanzada.

Viking Ship Museum, Oslo - The Gokstad ship
Barco de Gokstad.

Gokstad se descubrió casi tan bien conservado como el mismo barco de Oseberg y era solo un poco más joven, después de haber sido fechado alrededor del año 890 dC. Algunos noruegos aventureros hicieron una réplica del barco de Gokstad y navegaron a través del Atlántico para visitar la Feria Mundial de Chicago en 1.893.

Barco de Tune


Tune Ship
Barco de Tune.

Por otro lado, el barco Tune, que data de alrededor del año 900 dC, también se encuentra en el museo. Y aunque de éste solo aproximadamente la mitad de él sobrevive, es tan impresionante de ver como los dos anteriores.

Tune ship
Barco de Tune.

Además de los barcos, el museo alberga muchos de los artefactos encontrados en estas embarcaciones, incluidas las armas, ropas, oro y plata.

Oslo: Viking Ship Museum (Tune ship)

Ahora, los encargados del mantenimiento de estas reliquias están preocupados porque han descubierto que los materiales utilizados por los arqueólogos para conservar el barco de Oseberg deterioran lentamente las fibras de madera. La carrera para salvar estos valiosos barcos de la Edad Media y que podamos disfrutar de ellos durante muchos años, está en marcha.

Artículos relacionados









Deja tu comentario

Últimas publicaciones