CycloCable

Cualquiera que haya montado en su bicicleta en una ciudad con empinadas colinas, es posible que haya acabado bastante cansado.

Pero en el caso de Trondheim, en la colina Brubakken de Noruega, los ciclistas no tienen nada que temer a una empinada cuesta gracias a un artilugio único llamado CycloCable.

Trondheim

Presentado por primera vez en 1.993 como “Trampe”, este “ascensor” para bicicletas fue inventada por un ciclista de Trondheim que simplemente estaba cansado de subir una y otra vez una cuesta de 130 metros para llegar al trabajo cada mañana. Para resolver este problema, desarrolló un sistema mediante el cual, con solo presionar un botón, una plataforma para pies emerge de una pista en el suelo y empuja a los ciclistas hacia la cima.

CycloCable

El ciclista se queda en su bicicleta, coloca el pie derecho en la plataforma, pulsa un botón y es empujado junto a su bici hasta lo más alto de la cuesta.

CycloCable

La primera versión de este ascensor de bicicletas fue retirada en el año 2.012 y reemplazada por una versión actualizada en 2.013, con un diseño más moderno y elegante al que se llamó “CycloCable”. La nueva cinta incluyó una serie de mejoras de seguridad y un impulso promocional para aumentar el interés en el ciclismo en la ciudad.

Elevador de bicicletas

Ahora, se está estudiando extender este mismo sistema a otras ciudades importantes del mundo, por lo que el extraño ascensor para bicicletas puede volverse más común de lo que creemos en el futuro. Sin embargo, el coste prohibitivo del sistema (entre 2.400 y 3.200 dólares por metro) podría mantenerse limitado de momento a Trondheim.









Deja tu comentario

Últimas publicaciones